Atlante

Publicado el 8 de Septiembre, 2005, 15:56

Repasando un poco las teorías de la complejidad y caos:

"Una vez el sistema tiene su propia vida al emerger por la unión de elementos en red de relaciones, la organización es la llamada a mantener esa emergencia compuesta de los elementos y de su red de relaciones [...] y ahora se producen dos hechos muy importantes: la autopoiesis y la auto-organización. La autopoiesis tal como la define Maturana, como aquel proceso por medio del cual un sistema se produce a sí mismo, produciendo los elementos y relaciones de que está compuesto y la auto-organización en dos sentidos: uno, como proceso autopoiético de emergencia ontológica, con lo cual, Morin, Maturana, Luhmann y otros coinciden, aunque con diferentes acentos, y dos, como auto-eco-organización, o sea, aquel proceso por medio del cual sistema y entorno se coproducen simultáneamente, coexisten, cohabitan, intercambian materia y energía, y se transforman  en relaciones de autonomía / dependencia, cooperación / antagonismo, egoísmo / altruismo, oposición / complementariedad, etc."

http://www.ces.edu.co/pragma/documenta/documentos/2578/informacion/teoriadesistemas.doc

Una vez Internet tuvo vida propia, al emerger por la unión de elementos en red, surge la inevitable organización. Del caos, surge el orden, puesto que realmente nunca hubo caos sino un potencial de relaciones que acabarán estableciéndose y en las que unas ejercerán más influencia que otras marcando el camino a seguir por el conjunto, como el agua que corre y acaba creando su propio cauce. Cauce y río se han formado el uno al otro, el sistema se ha producido a sí mismo.

Cuando ayer navegaba por internet lo hacía por blogs compartidos, por agregadores, por buscadores, por lugares que crean tendencias y difunden información más lejos que otros... navegaba por ríos y afluentes, internet deja de ser un mar. La red se auto-organiza, es algo natural. Donde todos sus nodos comenzaron teniendo una influencia similar, ahora se aprecia claramente que ciertas páginas, herramientas y blogs son las que generan información que consiguen un mayor eco en el extraño mar de bits. El tiempo seguirá cambiando a internet, reduciendo su complejidad aunque el número de voces aumente. Permanecerá en nosotros la sensación de que todo fue distinto una vez y que es difícil volver a atrás. Pero contaremos con un medio de expresión más plural que los tradicionales, un medio de expresión imposible de silenciar en el que si una voz calla, otra acabará surgiendo que la sustituya. Internet puede ser una de las mejores herramientas de la humanidad para garantizar la libertad de la información, sólo hay que evitar que los ríos se encaucen artificialmente, dejarlos discurrir con naturalidad, así como detectar esos falsos cauces que transportan información manipulada para denunciarlos y rehuirlos.