Atlante

Octubre del 2005


Publicado el 31 de Octubre, 2005, 23:08

Transparency.org lanzó hace dos semanas un estudio sobre percepción de la corrupción en casi todo el mundo. Nada nuevo, los países que siguen atados al gobierno de unos pocos, de los pretendidos hombres inteligentes y fuertes encabezan los puestos de máxima corrupción. Los países en los que se implementa la competencia política como medio de gobierno no terminan de librarse pero ganan significativamente en transparencia.

 

Esta tarde he estado ojeando los dos agregadores de Red progresista y liberal. A esta información que enlazo en el blog he llegado desde el segundo, concretamente desde el blog de Almendrera. El pensamiento liberal es curioso y debe ser que necesito estudiarlo más a fondo para comprender porqué se asienta una comunidad que desea la eliminación del estado y la libertad absoluta. Sí que pienso que al estado no se le puede permitir que consiga demasiado poder, pero tampoco se puede permitir esta situación para ningún otro agente social ni individuo. La forma de gobierno perfecta es aquella que entraña mayor complejidad y mayor número de intervenciones en sus decisiones. Se pierde efectividad, pero mayor sería esa pérdida en cualquier otro caso, causada por la corrupción y el expolio de una minoría.

 

La corrupción es un índice de pobreza. Supone un despilfarro de recursos que no puede dedicarse a las infraestructuras públicas. Construcciones que simplemente no pueden ser llevadas a cabo por un agente individual, que jamás invertiría en ellas. Por lo tanto un país sin infraestructuras es incapaz de progresar, de permitir que sus habitantes desarrollen actividades comerciales que produzcan un flujo de inversiones.

 

Por otra parte, la ciudadanía necesita un elemento sobre el que presionar ya que con esta presión participa en el buen funcionamiento y gestión de los recursos del país. Lo que está claro es que los recursos no pueden caer en un número de manos reducido y que la máxima del capitalismo de permitir la competencia entre agentes económicos conlleva un grave riesgo de corrupción, del mismo modo que la complacencia de la ciudadanía también puede ser peligrosa en la forma del descuido por su parte en la participación del desarrollo común.

 

Al final va a resultar cierto que la máxima competencia es beneficiosa socialmente, si se considera como competencia deseable al juego entre agentes sociales e individuales. El Estado debe ser entonces una herramienta de los ciudadanos que entienda que ellos son parte fundamental del progreso de su país, que cuando estos avanzan, se produce el avance del resto de elementos de la sociedad. El estado debe proteger y motivar, para lo cual no puede sobreproteger... Es un equilibrio curioso y difícil de mantener. 

 

Con la aparición de Internet se produce entonces una variación de estos elementos tradicionales en disputa. La ciudadanía ahora puede motivarse y coordinarse por sí misma, sin la actuación de otro agente. Puede participar en el desarrollo sin ser encauzada por emprendedores o políticos, se vuelve un colectivo más inteligente, incluso vive la política de otra forma como demuestran todos estos agregadores políticos (redprogresista.com, redliberal.com, lasideas.org, parlamentarios.info) y no tanto (ciberpunk.org)... Y la red es una herramienta que aún está desarrollándose. Veremos hasta donde nos lleva, seguramente hacia una mayor complejidad y efectividad de nuestro sistema político, pero sobre todo hacia un menor nivel de corrupción.

 

Enlaces al estudio sobre la corrupción en 2005:

 

http://www.transparency.org/cpi/2005/2005.10.18.cpi.es.html

 

http://www.transparency.org/cpi/2005/cpi2005_infocus.html

 

http://www.transparency.org/cpi/2005/images/world_map.pdf

Publicado el 30 de Octubre, 2005, 22:13

Las citas de Ortega y Gasset las buscaba como complemento a una idea que quería plasmar en palabras. Entre las entradas anteriormente escritas en mi blog aparecían dos relacionadas con la superación personal "somos lo que hacemos con nuestro tiempo" y "el entusiasmo como motor del ser humano". Pensamientos nacidos de un inconformismo con la idea de que unos seres humanos somos mejores o más capaces que otros por razones de nacimiento. El tercer tema que publicaba aquí "sobre la estimulación intelectual y el pensamiento" también surgía por algo similar y allí ya citaba a Descartes, concretamente aquella frase suya "lo que se denomina el buen sentido o la razón, es naturalmente igual en todos los hombres; y así como la diversidad de nuestras opiniones no proviene de que unos sean más razonables que otros sino solamente de que conducimos nuestros pensamientos por diversas vías y no consideramos las mismas cosas. Pues no es suficiente tener buen ingenio, sino lo principal es aplicarlo bien." En una época en la que nada se sabía de genética y este filósofo apuntaba a otras razones para explicar nuestras diferencias.

El principal elemento, base del desarrollo de un ser humano es su conciencia de  aprendizaje, es decir, el conocimiento por parte de la persona de que debe dedicar su pensamiento al análisis de lo que ocurre para obtener conclusiones útiles y el uso de su tiempo para la práctica de esas conclusiones. No toda la gente reacciona igual ante un suceso. Unas, lo viven y continúan inmediatamente con un nuevo asunto. Otras, se detienen un momento, lo analizan, diseccionan, estudian, obtienen conclusiones y piensan cómo debió haber actuado y cómo actuará en el futuro ante situaciones similares. En realidad esta estrategia es natural en casi todos nosotros y se aprende con una mínima experiencia vital, pero existen grupos en los que esta estrategia no se desarrolla.

Excluyendo el grupo de personas que nacen con una deficiencia psíquica, encontramos que todavía hay gente a la que le cuesta llevar a cabo esa técnica. Y la causa, excluida ya la genética, está en el entorno, en las circunstancias en las que el niño se desarrolla. Así, un entorno rico en estímulos, en el que el niño, por ejemplo, es guiado por unos padres que le plantean retos y le enseñan a efectuar ese análisis necesario para el aprendizaje destacará inevitablemente sobre aquél al que le transcurren los días en un ambiente sosegado, demasiado tranquilo, con poca actividad y con el único motor para la acción de sus necesidades corporales. La riqueza de estímulos y retos del entorno probablemente determinará el potencial del pequeño con mayor seguridad que sus genes, el tiempo del que disponga o su entusiasmo, que son los otros elementos a los que anteriormente me he referido. El entorno y la actitud de la persona ante él son claves.

Hasta hace pocos años, la mayor estimulación intelectual que uno de nosotros podía hallar estaba limitada a los centros de conocimiento o bibliotecas particulares, a los que el individuo debía tener acceso para recibir aquella información que otras personas habían dejado escritas para la posteridad. La transmisión de conocimientos, producto de la experiencia de sus semejantes, es la estrategia que ha permitido al ser humano llegar tan lejos en el dominio de la naturaleza. Ahora, contamos con una nueva herramienta de transmisión, más accesible, personalizable y rica: La red de redes. Plantea tantas preguntas... ¿Incrementará el nivel de estímulo de los ciudadanos? ¿Aumentará gracias a ella nuestra propia conciencia de aprendizaje? ¿Permitirá a más personas desarrollarse en un entorno rico en estímulos intelectuales? Estas son las preguntas que me hacen ver tantas posibilidades en esta nueva herramienta construida entre todos y para todos. Es la clave de una nueva concepción de la vida intelectual de las personas. Un nuevo modo de hacer sociedad. Las expectativas pueden ser tan grandes como cada uno pueda imaginar y también está ahí ese sentimiento de maravilla ante algo tan extraordinario, que tanto puede hacer por nosotros.

Publicado el 30 de Octubre, 2005, 20:50

Otro buen ejercicio para el pensamiento:

'Cuando hemos llegado hasta los barrios bajos del pesimismo y no hallamos nada en el universo que nos parezca una afirmación capaz de salvarnos, se vuelven los ojos hacia las menudas cosas del vivir cotidiano - como los moribundos recuerdan al punto de la muerte toda suerte de nimiedades que les acaecieron -. Vemos, entonces que no son las grandes cosas, los grandes placeres ni las grandes ambiciones que nos retienen sobre el haz de la vida, sino este minuto de bienestar junto a un hogar en invierno, esta grata sensación de una copa de licor que bebemos, aquella manera de pisar el suelo, cuando camina, de una moza gentil, que no amamos ni conocemos, tal ingeniosidad que el amigo ingenioso nos dice con su buena voz de costumbre. Me parece muy humano el suceso de quien, desesperado, fue a ahorcarse a un árbol, y cuando se echaba la cuerda al cuello, sintió el aroma de una rosa que abría al pie del tronco, y no se ahorcó'. (J. Ortega y Gasset, 'Meditaciones del Quijote')

'Hay quien sabe vivir como un sonámbulo. Yo no he logrado aprender este cómodo estilo de existencia'. (J. Ortega y Gasset, 'España Invertebrada')

'Existen hombres decididos a no contentarse con la realidad. Aspiran los tales que las cosas lleven un curso distinto: se niegan a repetir los gestos que la costumbre, la tradición, y en resumen, los instintos biológicos les fuerzan a hacer. Estos hombres llamamos héroes. Porque ser héroe consiste en ser uno, uno mismo. Si nos resistimos a que la herencia, a que lo circunstante nos impongan unas acciones determinadas, es que buscamos asentar en nosotros, y sólo en nosotros, el origen de nuestros actos. Cuando el héroe quiere, no son los antepasados en él o los usos del presente quienes quieren, sino él mismo. Y este querer ser él mismo es la heroicidad. No creo que exista especie de originalidad más profunda que esta originalidad 'práctica', activa del héroe. Su vida es una perpetua resistencia a lo habitual y consueto. Cada movimiento que hace ha necesitado primero vencer a la costumbre e inventar una nueva manera de gesto. Una vida así es un perenne dolor, un constante desgarrarse de aquella parte de sí mismo rendida al hábito, prisionera de la materia'. (J. Ortega y Gasset, 'Meditaciones del Quijote')

'¿Puede hoy un hombre de veinte años formarse un proyecto de vida que tenga figura individual y que por lo tanto necesitaría realizarse mediante sus iniciativas independientes, mediante sus esfuerzos particulares? Al intentar el despliegue de esta imagen en su fantasía ¿no notará que es, si no imposible, casi improbable, porque no hay a su disposición espacio en que poder arrojarla y en que poder moverse según su propio dictamen?...El desánimo le llevará, con la facilidad de adaptación propia de su edad, a renunciar no sólo a todo acto, sino hasta a todo deseo personal, y buscará para sí una vida estándar, compuesta de desiderata comunes a todos,...' (J.Ortega y Gasset, 'La rebelión de las masas')

'Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo' (J.Ortega y Gasset, 'Meditaciones del Quijote')

'...es falso decir que en la vida 'deciden las circunstancias'. Al contrario: las circunstancias son el dilema, siempre nuevo, ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter.' (J. Ortega y Gasset, 'La Rebelión de las Masas')

Publicado el 30 de Octubre, 2005, 0:37

 "Pero no sirve de nada tener esos derechos si no se usan: el derecho de libre expresión cuando nadie contradice al gobierno, la libertad de prensa cuando nadie está dispuesto a formular las preguntas importantes, el derecho de reunión cuando no hay protesta, el sufragio universal cuando vota menos de la mitad del electorado, la separación de la Iglesia y el Estado cuando no se repara regularmente el muro que los separa. Por falta de uso, pueden llegar a convertirse en poco más que objetos votivos, pura palabrería patriótica. Los derechos y las libertades o se usan o se pierden."

"Si no podemos pensar por nosotros mismos, si somos incapaces de cuestionar la autoridad, somos pura masilla en manos de los que ejercen el poder. Pero si los ciudadanos reciben una decuación y forman sus propias opiniones, los que están en el poder trabajan para nosotros. En todos los países se debería enseñar a los niños el método científico y las razones para la existencia de una Declaración de Derechos. Con ello se adquiere cierta decencia, humildad y espíritu de comunidad. En este mundo poseído por demonios que habitamos en virtud de seres humanos, quizá sea eso lo único que nos aísla de la oscuridad que nos rodea."

De su libro "El mundo y sus demonios". Aunque yo las he encontrado en el siguiente blog:

http://botellamar.blogspot.com/2005/09/somos-polvo-de-estrellas-que-piensa.html

Al que he llegado desde:

http://historias_de_la_ciencia.lamevaweb.info/

Que es la web que recomienda Ramón Corominas en su interesantísimo PodCast:

http://www.loscoloresdelaciencia.com/podcast/index.htm

Publicado el 29 de Octubre, 2005, 23:30

 No me puedo resistir a poner el enlace en el blog, por muy friki que pueda resultar. Para los fans de Starwars:

Pincha aquí.

Publicado el 26 de Octubre, 2005, 23:16

Sin duda alguna. La blogosfera es una estructura viva, es la complejidad informativa llevada al máximo y esto la convierte en un medio perfecto para la emisión/recepción de información. Yo mismo mantengo en mis enlaces un buen número de blogs periodísticos cuyo denominador común es la calidad de contenidos. En internet la oferta informativa es inmensa, lo que lleva a una competencia perfecta y con ello a la supervivencia de los más... veraces. Insinuar que los bloggers no forman un entramado que permite la emisión de información pura es todo menos acertado.

Es estatuto del periodista está en el punto de mira de todos. Es un estatuto protector, en el que el estado se convierte en patrón de los medios informativos (o quizá sea todo lo contrario). Se cierran puertas para internet y por tanto, para los ciudadanos. Se trata de una reacción política obvia, aunque no por ello menos reprochable. Los políticos necesitan el control de la información para perpetuar su dominio sobre la realidad oficial. Un instrumento como internet, libre y rico, es molesto en muchas ocasiones. La estrategia a seguir: el desprestigio. Se acusa directamente a los internautas de patanes y falseadores. Y no es así, porque los internautas tampoco pueden juzgarse individualmente, sino como una globalidad, como un conjunto de personas que se relacionan y consiguen crear algo de enorme valor. Un ambiente mucho más crítico, más veraz y más plural que cualquier otro imaginado antes del nacimiento de la red.

La blogosfera reacciona. Ciberpunk comienza otra campaña a favor del buen uso y funcionamiento de internet.

David Ugarte

Ciberpunk.info

Stralunato

Enrique Gómez

El estatuto del periodista

Por Atlante_, en: General

Publicado el 26 de Octubre, 2005, 23:04

El príncipe lo está consiguiendo, a pesar de su comienzo tortuoso lleno de amores turbulentos y cachorros no reconocidos, su valoración popular consigue superar el 50%, seguramente muy por encima de todos los animales políticos que ahora mismo dirigen nuestro gobierno. Los omnívoros bípedos españoles adoran al príncipe y él lo agradece permitiendo que le concedan todos sus caprichos. Menuda vidorra la suya.

La estadística está aquí.

Publicado el 26 de Octubre, 2005, 22:56

Cómo es posible que la Comunidad Económica Europea trate con tan poco respeto a sus ciudadanos. Que les trate de negar derechos sociales o que entorpezca el desarrollo de la ciudadanía.

 Sigue el enlace.

Y este otro.

Publicado el 23 de Octubre, 2005, 12:05

La imagen que acompaña a este texto es más bien circunstancial y está ahí porque hace referencia a una campaña y porque es graciosa. Fue obtenida de aquí.

Lo que quería comentar es un simple pensamiento. Al fin y al cabo este blog, como ya dije en su primera semana de vida, debía servirme para dedicar parte de mi tiempo al pensamiento, a la reflexión y también, todo sea dicho, al sentido del humor. Siempre es bueno tener motivos para reírte un rato y las entradas del blog se prestan muy bien para hacer algo divertido.

El pensamiento en cuestión trata de las campañas, lo tengo por ahí rondando desde hace tiempo. A la que yo me refiero, sin embargo, es a la de los terroristas anti-occidentales o anti-estadounidenses, como cada cual prefiera. La historia es la siguiente: imaginemos que un tal Bin-Laden y sus allegados desean comenzar una campaña anti-EEUU. Necesita un motivo por el que la gente quiera protestar y necesita también un amplio grupo de personas a las que pueda llegarle el mensaje para que se adhieran al movimiento. Cuando nosotros queremos llamar la atención sobre un problema, venimos a hacer algo similar, es decir, pensar un motivo con el que la gente quiera identificarse y después plantearlo de tal forma que llegue al mayor número posible de personas. Estos pasos son los que se siguen cuando el objetivo de la campaña es grande o indefinido y no se puede concertar un punto concreto sobre el que presionar. Volviendo al tema del terrorismo, el motivo sería el imperialismo occidental que esquilma de recursos sus tierras y ahora habría que determinar a quién dirigir la campaña. Podría dirigirse, por ejemplo, a todos aquellos que tienen petroleo en sus tierras. Quizá no, muy pocos cumplen esa condición. Podría orientarse a todos aquellos que han sufrido algún tipo de abuso por parte de un particular o empresa occidental. Tampoco, no se conseguirían suficientes adeptos. Podría extenderse entre todos los miembros de una región, eso podría ser más adecuado. Pero yendo más lejos, podría expandirse esas ideas entre la comunidad islámica. Y ahí es donde nos quedamos. La comunidad islámica es enorme, vasta, hasta el punto de convertirse en el entorno perfecto para recibir cualquier tipo de campaña, de cualquier naturaleza pero suscrita en nombre de su religión. Es ridículo enviar un mensaje de protesta a una comunidad más pequeña cuando con unos pocos arreglos de ese mensaje se puede conseguir su extensión por un grupo aún mayor. Por tanto, cualquier campaña emprendida por un habitante de territorio árabe se tratará de difundir como un mensaje islamista, sin importar su verdadera naturaleza.

Es entonces cuando las consecuencias de ese mensaje nos llegan aquí, hasta nosotros. Y es cuando hay que pararse a pensar, ¿tiene el islamismo algo que ver con ella? Seguramente NO. Porque cualquier mensaje expendido por un violento en oriente tendrá como objetivo evidente el islamismo, que es el grupo más grande al que puede hacer referencia. Conformarse con menos sería una estupidez. Pensando con más sentido común, a la gran mayoría de los islamistas ni les va ni les viene todo esto del terrorismo. Esas personas no suelen dedicar su tiempo a odiar a los occidentales, sino a tratar de solucionar sus propios asuntos, del mismo modo que nosotros no estamos todo el día pensando en el terrorismo, sino que estamos atentos a nuestros problemas: nos tenemos que cortar el pelo, hay que ir a comprar la comida, quiero ir a la playa, un aumento de sueldo, reírme hoy un rato o cualquier otra historia, realmente en el terrorismo pensamos únicamente porque vemos televisión.

Hay un segundo punto en esta reflexión y tiene que ver con la reacción de aquellos occidentales que también desean hacer campaña contra oriente. Volvemos a lo mismo, salvo que invirtiendo los protagonistas. Ahora algunos occidentales quieren extender un mensaje entre sus gentes y para conseguir su éxito tienen que hacer que el mayor número posible de personas se sienta conmovido por él. El resultado: hay que hacer sentir a la población atacada, hay que hacerla sentir en peligro, hay que aterrorizarla.

La realidad es por tanto que nos encontramos ante dos campañas nutridas, ambas, por el terror. Los orientales que la extienden allí son terroristas. Los occidentales que la extienden aquí son terroristas. El verdadero motivo de los organizadores de estas campañas ya lo sabemos todos: obtener poder, expandir su dominio, sacar ventaja para ellos como representantes de sus culturas. Y no sólo fuera de las propias fronteras, sino también dentro. Así que si toda esta locura no es sino una campaña, lo lógico es pensar si vale la pena o no adherirse a ella, si hay que seguirla o si hay que pedir su fin. Yo me apunto a la segunda opción.

Publicado el 21 de Octubre, 2005, 22:49

Obtenidas del "Diario del Aire" una excelente web crítica. Dos noticias que deberían tener más difusión.

La SAS en Irak.

Marines en Irak.




Otros mensajes en Octubre del 2005