Atlante

Publicado el 30 de Enero, 2007, 23:47

 

Sombra y María me pasan un meme comenzado por David de Ugarte. “Tres razones para el exilio”, tres motivos para irse de España. Su intención es que me tome en serio el asunto y no iba a hacerlo hasta que he visto que mucha gente se está estrujando la cabeza para sacar excelentes textos. Así que me toca calentar neuronas y plasmar motivos por los que no estoy bien en mi país, que no es un mal lugar, pero prometía mucho más de lo que está consiguiendo.

 

  1. País de grupos mafiosos. Es natural que el hombre se asocie y que quiera lo mejor para los que le rodean y forman parte del círculo que le apoyan. Es la base de la amistad, de la cooperación y también de la corrupción, es éste el extremo al que está oliendo la sociedad últimamente. Partidos políticos, defensores de la “propiedad” intelectual, nacionalismos varios, empresarios del ladrillo... grupos que buscan influir, tener poder y usarlo para crear estructuras legales, sociales y económicas que les perpetúen en él. Esas no son las reglas de una democracia. La democracia es un sistema de distribución de influencias e intereses, que trata de salvaguardar la libertad del pueblo impidiendo que los gobernantes abusen y acrecienten su poder controlando las infraestructuras que lo confieren, pero en España, los partidos principales y sus grupos allegados se han quedado anquilosados en infructuosas peleas sin sentido, con el mero afán de derribar al contrario.

 

  1. País del éxito sin esfuerzo. En esta sociedad, se persigue más el pelotazo que el esfuerzo, los jóvenes no pueden sino verse abrumados por un entorno económico en el que no tienen medios para competir dado el bajo nivel educativo y la imposibilidad del ahorro y la reinversión, aparte, sus bellas ideas de que un buen fin de semana es el que se pasa borracho, riendo sin motivos. Los estudios se infravaloran, los mileuristas se multiplican, el fracaso escolar crece, alentado, como yo creo, véase cómo degradan la educación y reducen el pensamiento crítico, por un gobierno que ve positivo que la mano de obra barata sea abundante. España es un país gente con poca madurez, sin capacidad de sacrificio, sin planes a largo plazo, en el que las personas buscan las satisfacciones inmediatas, como hacían cuando eran niños. “Disfruta el momento” dicen como si disfrutar a toda costa, malgastando y desperdiciando fuera lo importante y no experimentar, progresar, aprender y desarrollarse. Al final, los jóvenes se acomodan en vidas en las que dependen de otros, de sus jefes, el liberalismo social en el que deberíamos vivir, no consigue que la gente forje su propio futuro. Y luego, nuestra pasividad, el ser incapaces de salir a la calle porque es más divertido ir a la playa, el no salir a exigir que se respeten las normas sociales que nos deberían permitir progresar a todos.

 

  1. Decepción ante los resultados. España prometía convertirse en un país próspero, desarrollado, limpio y social, pero el tiempo destruye ese convencimiento. Los jóvenes incapaces de irse de casa huyendo de las hipotecas bancarias, la economía cada vez más en manos de los gigantes europeos o transnacionales, el Euro y su duro golpe a los bolsillos, los tipos de interés fuera del control de nuestro gobierno, la burbuja inmobiliaria a punto de estallar porque ya no nos quedan ahorros ni sueldo para llegar a fin de mes, la mala gestión de los recursos naturales a causa de la especulación o la insolidaria competencia de las provincias, los problemas que genera la convivencia con los emigrantes que no logran prosperar, los enfrentamientos políticos que sólo favorecen a los oportunistas, la búsqueda de pelotazos y el abandono de los investigadores y la innovación...

 

Ahora se siente uno más pesado, es lo que sucede cuando caes en el agrio discurso del pesimismo. Quizás David de Ugarte y el resto de participantes en el meme tratarán de enfrentarse a esa sensación aportando ideas que nos insuflen un poco de optimismo. Sería en realidad, el siguiente meme que debería lanzarse, ¿o nos vamos a quedar con este sabor de boca?

 

Por mi parte, creo que lo conveniente es apostar por lo nuevo, tratar de debilitar a las mafias del pelotazo y el poder aprovechando las herramientas que aporta internet. Creo que se está consiguiendo, pues la blogosfera española es rica en mentes pensantes, gente que presentan la realidad de un modo fresco, sin filtros. Internet ya es un medio de influencia importante en la sociedad y en él, la influencia es distribuida, no puede hablarse de centros de poder o mafias y aunque se desarrollen, otras alternativas nacerán y si hay buena comunicación entre los ciudadanos será fácil descubrirlas para apoyarlas. La blogosfera, las redes sociales como medio que permita al pueblo estar más presente en la escena política. Una forma de conseguir la transparencia, minimizar la corrupción  y presionar... Internet es también tierra de emprendedores, como lo son los mundos virtuales que empiezan a asentarse, ¿qué mejor herramienta para dar un giro a la situación? Pero el proceso es lento, antes, hay que socavar las infraestructuras de poder establecidas.

 

El meme “tres razones para el exilio y un par de maneras de poner las cosas en su sitio” lo envío a Zuriñe, Edanna y Gatopardo.

 

El meme “un par de maneras de poner las cosas en su sitio” lo envío a Sombra y María, por supuesto, que son los que me han metido en el berenjenal.